Menta

$230.00

Aceite Esencial de Menta. MenthaPiperita | 10 ml. Aroma muy fresco, vivo y reconfortante. Alivia el dolor, mitiga los espasmos musculares y los senos nasales. Afirma, tonifica los tejidos y regula la cantidad de grasa.

Descripción

Aceite Esencial de Menta

Sus hojas compactas brotan de los tallos cortos y cuadrangulares de la Menta piperita y contrastan con sus largas espigas tipo lanza, productoras de pequeñas flores blancas, rosas o purpuras. Originaria de Asia y Europa, este miembro de la familia de las lamáceas se cultiva con fines comerciales en las regiones húmedas de Australia, Brasil, China, Inglaterra, Francia, Marruecos, España y Estados Unidos, siendo este último el principal productor de aceite esencial de Menta.

La destilación por corriente de vapor de 450 kilogramos de plantas maduras de Menta Piperita en plena floración produce alrededor de 500 gramos de aceite esencial. Este aceite transparente o de color amarillo pálido despide un fuerte aroma a mentol, el cual resulta punzante y potente, casi abrumador.

Propiedades terapéuticas:

Agotamiento, Dolor Muscular, Dolor de Cabeza, Migraña, Jaqueca, Claridad Mental, Catarro, Mal Aliento, Digestión. Úsela en nuca y cuello con pequeños masajes para mantener los niveles de energía durante el día, en la frente y sienes para ayudar aliviar la presión en la cabeza, en el abdomen para aliviar molestias estomacales.

*Combínalo con Lavanda, Eucalipto, Arbol del Té, Romero, Hierbabuena

Herencia Botánica y Tradición

De acuerdo a la mitología romana, cuando Platón manifestó su amor a la ninfa Menta, la esposa de aquel, Proserpina, la mato por celos. Plutón la transformo entonces en la planta de la menta piperita, a la cual otorgo una fresca y dulce fragancia.

Los antiguos Hebreos añadían menta piperita a los perfumes, debido quizá a sus atributos afrodisiacos. Esta planta desempeño también un importante papel en los rituales religiosos de Grecia y Roma. En el transcurso de los milenios, los asiáticos, egipcios e indígenas de América del Norte han combatido con menta los trastornos digestivos y la han utilizado pare refrescar el aliento.

Durante el siglo XVIII, esta hierba se convirtió en un remedio medicinal bien conocido en toda Europa y Norteamérica. Se usaba para combatir los cólicos, los gases, el dolor de cabeza, la acidez estomacal y la indigestión. En la actualidad, los boticarios continúan recomendándolo para el malestar estomacal y la indigestión. Quienes abusan de la comida, beben el té de esta planta con el objeto de aliviar el vientre abultado y estimular la digestión, reducir la acidez y los gases. A lo largo de varias décadas este aceite ha añadido un toque refrescante a numerosos productos comerciales como goma de mascar, pasta de dientes, pastillas para refrescar el aliento y enjuagues bucales.  La industria alimenticia también recurre a su fuerte y vigorizante sabor y aroma como ingrediente de alimentos procesados, tés, dulces y galletas.

 

Usos Medicinales

El aceite de menta piperita estimula el sistema nervioso central y contrarresta la somnolencia y la fatiga al favorecer la agudeza mental y aclarar el pensamiento. Calma y alivia los músculos, en particular los del tracto digestivo que resulta afectados por el estrés  y una alimentación deficiente. Cura el mareo y la náusea y puede revitalizar a quienes padecen “jet-lag”. Asimismo, el síndrome de fatiga crónica responde bien a la acción estimulante ejercida por esta planta.

También relaja los músculos tensos y los espasmos musculares. Disminuye los calambres menstruales, combate la fiebre y los bochornos. Reduce la inflamación y el dolor de torceduras y esguinces. El aceite de menta piperita aminora la comezón y la hinchazón de la dermatitis y las quemaduras del sol. Alivia también los dolores de cabeza por tensión y las migrañas. Despeja los senos nasales y mejora la respiración.

 

Beneficios Cosméticos

El aceite de menta piperita combate la infección bacteriana y reduce la grasa presente en casos de acné y manchas. Estimula la circulación y ayuda a avivar el cutis opaco y reseco. Este aceite esencial hace que la piel se sienta suave y sedosa. Asimismo regula y normaliza la piel y el cabello grasosos. Constriñe los capilares y minimiza el enrojecimiento de los capilares rotos y las varices.

 

Efectos Emocionales

El aceite de menta modera las emociones, disipa la ira, la histeria y el nerviosismo. Vigoriza  y alivia la fatiga mental. Disminuye la depresión. También incrementa la agudeza mental y mejora la concentración. Despierta el sistema nervioso central, estimula al cerebro y clarifica el pensamiento.

Principales Indicaciones

Alivia el dolor, mitiga los aspamos musculares y reduce la inflamación. Combate la infección y despeja la congestión  y los senos nasales. Afirma y tonifica los tejidos y regula la cantidad de grasa. Ayuda a la digestión. Estimula el cerebro, aclara la cabeza y promueve la salud mental. Baja la fiebre.

 

Advertencia

El aceite de menta piperita puede irritar la piel sensible. En virtud de que estimula el flujo menstrual y detiene la producción de leche maternal, las mujeres embarazadas o lactantes deben evitar su uso. Este aceite contrarresta el efecto de los medicamentos homeopáticos. Si está en tratamiento homeopático, deje pasar una hora al menos entre el empleo de una substancia y la otra.

 

Conservación:

Manténgase en un espacio fresco y seco.

No se exponga al calor.

No se deje destapado,  el contacto con el aire acelera su evaporación.

 

Aceite Esencial de Menta

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Menta”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Solve : *
23 − 3 =