Aromavive - Puerto Vallarta - Producto - A.E  Árbol del Té600x600
diseño-post-nuevo-ae arbol del te 2

Árbol del Té

$245.00

Aceite Esencial de Árbol del Té. Melaleuca Alternifoli |10 ml. Aroma silvestre herbal y medicinal. Tiene muchos usos terapéuticos, medicinales y cosméticos. Es muy efectivo.

Descripción del producto

Aceite Esencial de Árbol del Té

Proveniente de las zonas pantanosas de las áreas costeras subtropicales del noroeste de Nueva Gales del Sur y suroeste de Queensland, Australia. Pequeños árboles,  de no más de seis metros de altura, con hojas plumosas de color verde amarillo brillante que en ocasiones florecen con ramilletes de flores amarillas.

Entre las más de 300 variedades del Árbol del Té, solamente una, la Malalueca Alternifolia, produce el aceite esencial utilizado en la aromaterapia. La destilación de sus hojas produce un aceite incoloro o de color amarillo pálido con un olor característico alcanforado. Su aroma es picante y fuerte, con un ligero parecido al eucalipto.

Propiedades terapéuticas:

Antiviral, Bactericida, Antiséptico, Fungicida, Antiinflamatorio, Cicatrizante, Caspa, Dermatitis, Herpes y Fuegos Labiales. Útil en acné y afecciones de la piel. Calma piquetes de insectos. Úsalo en compresas, colocar de 3 a 5 gotas en un recipiente con agua fría o caliente, remojar en un paño o sobre un algodón y aplicar sobre el área  afectada. Aplicar tópicamente sobre granos, barros y espinillas. Excelente para eliminar piojos y liendres. En mascotas elimina pulgas y garrapatas.

*Combínalo con Limón, Tomillo, Lavanda, Hierba de Limón

Herencia Botánica y Tradición

Por cientos de años, los aborígenes Bundjalung de Australia han aplicado cataplasmas de hojas de Árbol del Té en cortaduras, heridas e infecciones de la piel y han inhalado hojas trituradas de esta planta para padecimientos respiratorios. Se cree que el nombre Árbol del Té se origina en el siglo XVIII cuando el capitán James Cook fue recibido en Australia con un te de este robusto, fuerte y resistente árbol, bautizándolo como el Árbol del Té.

En 1925 la ciencia moderna reconoció por primera vez sus propiedades medicinales probando en laboratorio que el aceite esencial de Árbol del Té, era 12 veces más potente que el fenol (ácido carbólico o fénico), la substancia que en aquel entonces se utilizaba en los compuestos antisépticos. A partir de entonces, médicos y dentistas comenzaron a utilizar este aceite para desinfectar heridas e incisiones, convirtiéndose en poco tiempo en un tratamiento común para las encías, la gingivitis, la cistitis, enfermedades de la piel, infecciones de la garganta y micosis provocadas por hongos y levaduras.

Durante la segunda Guerra mundial el aceite esencial del Árbol del Té fue parte del botiquín de los soldados Australianos. Era utilizado para aplicarse directamente sobre las heridas con el objeto de desinfectarlas y acelerar la cicatrización sin dañar los tejidos circundantes. Era tan importante para el gobierno de Australia que los trabajadores involucrados en su producción fueron eximidos del servicio militar.

 

Usos Medicinales

Es considerado como “el botiquín en una botella”. Este aceite tiene una increíble gama de usos. Es eficaz en el tratamiento de abscesos, herpes, acné, picaduras, ampollas, quemaduras, cortaduras, caspa, enfermedades de la piel, hongos, verrugas y problemas del cuero cabelludo. Limpia y desinfecta las heridas, mitiga y cicatriza las quemaduras.

Al igual que el aceite de eucalipto, al Árbol del Té combate los padecimientos respiratorios, alivia los síntomas del asma, la bronquitis, el resfriado común, la congestión, la tos, el dolor de oídos, la fiebre, la laringitis, la sinusitis, el dolor de garganta, la amigdalitis y la tos ferina.

Se cree que fortalece el sistema inmunológico y reduce la incidencia de resfriados, fiebre, gripe y otras enfermedades infecciosas.  Las infecciones de los tractos reproductivos y urinarios, como la vaginitis y la cistitis, responden bien al tratamiento con aceite de Árbol del Té.

Combate también micosis como el herpes labial, brotes de herpes y hemorroides.

Alivia la comezón, el enrojecimiento y la aparición de escamas en la psoriasis, la seborrea, el eccema y otros tipos de afecciones cutáneas.

El aceite de Árbol del Té, mejora la higiene bucal y alivia la gingivitis, las ulceras de la boca, la periodontitis y el dolor de dientes.  Debido a que no es toxico ni irritante, ha llamado la atención de los investigadores médicos. Puede disminuir algunos de los síntomas del síndrome de la fatiga crónica.

 

Beneficios Cosméticos

Este aceite es muy útil en una amplia gama de afecciones cutáneas, incluyendo manchas, salpullido y verrugas. Estudios clínicos revelan que el aceite de Árbol del Té rivaliza con el peróxido benzoico en cuanto a la eficacia para combatir el acné, pero sin causar resequedad, comezón, dolor, ardor, enrojecimiento de la piel  y otros efectos secundarios. Para los hombre después del afeitado, este aceite previene la irritación e infecciones causadas por los pelos que crecen hacia adentro.

También es un valioso recurso contra la micosis (hongos) de las unas de las manos y de los pies y padecimientos como el pie de atleta.

Efectos emocionales

Puede restaurar la energía gastada por el estrés cotidiano. Calma y centra durante los periodos de choque emocional.

Principales indicaciones

Neutraliza el veneno de los insectos y combate las infecciones y los hongos. Alivia enfermedades cutáneas y sana las heridas. Antiséptico, antiviral, antibacterial. El aceite de Árbol del Té libera la mucosidad y disminuye la congestión respiratoria. Fortalece el sistema inmunológico.

Advertencia

El aceite de Árbol del Té puede irritar la piel sensible.

Conservación:

Manténgase en un espacio fresco y seco.

No se exponga al calor.

No se deje destapado,  el contacto con el aire acelera su evaporación.

Aceite Esencial de Árbol del Té

 

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Árbol del Té”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Solve : *
22 − 17 =